"Porque los mercados son conversaciones, la comunicación es la llave del éxito"

Un placer que sepas acerca de nosotros

Noticias

Pensamiento de diseño.

Sea cual sea el sector, sea cual sea el tipo de empresa, siempre deseamos que los productos y servicios que ofrecemos sean los que están esperando nuestros clientes, queremos impactarles.

 

En este contexto actual, no debemos olvidar que los clientes no compran el cómo lo hacemos, sino el por qué lo hacemos; que problemas les solucionamos. Tenemos el reto de dar respuesta a empresas que son cada vez más plurales (en género, en lo social y cultural, en el ámbito generacional, etc.), para ello, debemos conocer y entender desde lo emocional; hablar su mismo lenguaje.

 

Una empresa no es una idea, emprender tiene método. Una de esas metodologías que podemos utilizar a la hora de generar ideas centradas en entender y dar una solución innovadora a las necesidades reales de nuestros clientes o usuarios, en los entornos siempre inciertos y cambiantes del mundo empresarial es el Design Thinking (pensamiento de diseño).

 

Con nuestro afán siempre de aprender, como una de las claves para triunfar en tiempos VUCA, nos apuntamos al evento organizado por Eventoplus dirigido a estimularnos y abrir nuestra mente a nuevos métodos de generación de ideas; Design Thinking.

 

Para la ocasión, como maestro de ceremonias se contó con un miembro del equipo de Thinkers Co. Organizados en grupos, se nos encomendó el desafío de diseñar (crear) una pulsera digital de valor y la justa medida a un usuario potencial.

 

Trabajaríamos siguiendo la estructura lineal compuesta de 4 fases creada por Thinkers Co, y que aparece en su manual de creatividad e innovación; Designpedia.

     1.-Mapear: ¿Qué sabes de tu cliente/usuario?

     2.-Explorar: ¿Realmente es así? ¿cuál es el reto?

     3.-Construir: ¿Qué soluciones se te ocurren?

     4.-Testar: ¿Le interesa al cliente/usuario tu idea?

 

El proceso comienza con una profunda comprensión de las necesidades de los usuarios (Mapear) implicados en la solución que estemos desarrollando, y también de su entorno. Para generar ideas e implementar soluciones innovadoras de diseño consecuentes con las realidades de los clientes, debemos ser capaces de ponernos en su piel; la persona (usuario) se va a convertir en el eje principal de trabajo.

 

El pequeño taller de formación lo conformábamos un grupo muy diverso y heterogéneo, y muchos no nos conocíamos. ¿Cómo íbamos a mapear?...

 

El facilitador, consideró como marco de trabajo de partida la cartera de alguno de los allí presentes (se convertiría en nuestro usuario), y que por supuesto sería de otro grupo. A través de tan preciada posesión teníamos que descubrir ¿Quién es de verdad el dueño de esa cartera? (Insight del cliente); conocer su entorno habitual (donde se desarrolla su día a día) y dentro de este, cuáles son sus comportamientos, deseos, necesidades, creencias, motivaciones, preocupaciones, juntos con sus características demográficas; edad, formación, personas de confianza, etc. A partir de aquí, que propuesta de valor espera, así como, sus posibles problemas a tener en cuenta en la solución que debíamos buscar, y por su puesto… evitar cualquier tentación ante los euros que podríamos encontrar (¡Jajaja!).

 

Lógicamente por motivos de tiempo y recursos tuvimos aplicarnos unas de las características propias del Design Thinking; ser ágiles, al tiempo que mostrábamos una actitud curiosa y de mente abierta, dejando a un lado cualquier juicio hacía las opiniones de los demás.

 

¡Pin, pan, pin pan!, en un abrir y cerrar de ojos habíamos destripado la cartera, conocido y empatizado con nuestra usuaria misteriosa. Para a continuación, empezar a diseñar una pulsera digital innovadora y única para ella.

 

Entramos ya en el último paso del método; ¡Testar! ... En esta fase tenemos que comprobar si la idea resuelve el desafío que teníamos, para ello hay que implicar al usuario en la solución que estamos desarrollando; prototipo.

 

Por motivos de agenda, solo pudieron exponer su prototipo algunos equipos, pero pudimos comprobar que esta fase es crucial, ya que nos ayuda a identificar mejoras significativas, fallos a resolver y posibles carencias en nuestro diseño. ¡Como muestra un botón! …; en uno de los grupos se dio el caso que tras mostrarnos su fantástico diseño… su usuario potencial les comunica que no le gusta llevar nada en las manos ni muñecas, pudimos ver que en sus brazos no había ningún reloj, nada de pulseras y ningún anillo; ¡Nada de nada!

 

¡Ohhh que pena!, un precioso tiempo creando con mucha ilusión algo único para que al final…., ¡No pasa nada!, durante esta fase de testeo tenemos que evolucionar en nuestra idea a través de la retroalimentación de nuestro usuario hasta convertirla en la solución que estábamos buscando; ¡pero esto será para el siguiente taller (¡el tiempo ose acabo!).

 

Aunque nuestro grupo no tuvo ocasión de exponer nuestra estupenda pulsera, si pudimos comprobar que no íbamos mal encaminados… una vez finalizado el taller, a nuestra misteriosa usuaria le picaba la curiosidad cómo sería su maravillosa pulsera, así que se acercó a nuestra mesa para saber cómo habíamos planteado su insight y que prototipo habíamos diseñado... ¡Et voilà!, habíamos averiguado muchas cosas de ella en el mapeo que nos permitió diseñar una pulsera que encajaba con ella ¡Quedó sorprendida!, lástima que solo fuera un prototipo diseñado en un papel, porque era el día de su cumpleaños... ¡Se la hubiéramos regalado!

 

Ese último momento con nuestra usuaria sirvió para reforzar lo que habíamos visto ya en otros grupos… la metodología de Design Thinking permite enfocar la innovación de forma ágil y radical, es útil y ¡Funciona! (más de uno de sorprendería de la cantidad que información que nos da acerca de nosotros nuestra cartera).

 

Para acabar, volvamos al principio, a esa pluralidad que reina hoy en las empresas, porque en nuestra agencia de eventos tenemos la actitud de introducir también la diversidad en nuestra toma de decisiones con el fin de crear propuestas Innovadoras y de valor (como puede ser la Gamificación). Creemos el cambio relevante en las empresas no está tanto en el método a utilizar por sí mismo, sino en la medida que esos métodos transforman y cambian a las personas, únicos pilares que permitan alcanzar el alcanzar los éxitos de las estrategias corporativas.

 

Gracias una vez más al equipo de Eventoplus por invitarnos a participar en estos talleres formativos que nos ayudan a crecer. ¡Hasta la próxima!
 

Equipo athax

"Cierra tus ojos y abre tu mente".
Atrás
Contacto