Inmersos en pleno siglo XXI, donde los avances tecnológicos van marcando en gran medida las tendencias en la mayoría de los sectores de la siempre cambiante sociedad, como ya nos vaticinaba tiempo atrás Heráclito; “Nada es permanente a excepción del cambio.”

A pesar de los grandes cambios, muchas veces sigue viva la esencia original de las cosas, como es el caso de la Ferias. Entornos que multiplican las oportunidades comerciales y de comunicación, donde intercambiar ideas, opiniones, proyectos…. Siguen siendo una herramienta estratégica de marketing para las organizaciones, pero en el fondo, mantienen viva la esencia del mercado medieval de donde nacieron.

¿Os animáis a comprobarlo?

Estamos a primeros de Julio, verano, hacer calor, no paramos de pensar en las vacaciones, … a estas alturas del año parece que nos encontramos más atrapados en nuestras costumbres cotidianas de nuestra mal llamada “zona de confort”; reuniones y más reuniones, emails y venga emails, llamadas de teléfono, Wasap, …

Como que, a estas alturas del año, tampoco nos apetece mucho ponernos a pensar nada nuevo que altere nuestra rutina, así qué … volvemos a caer en los mismos patrones, aunque en el fondo estamos deseando salir de esta dichosa monotonía.

Sabemos que con pensarlo no es suficiente, necesitamos unir pensamientos y sueños a nuestra convicción, y que no es otra cosa que alinear nuestra cabecita, corazón e instinto para dar paso a la acción (determinación) que nos haga salir de nuestro anquilosamiento.

Así pues, con deseo y convicción, nos proponemos salir de nuestra inercia diaria … lo ideal sería pasar a un entorno donde aprender, poder conocer nuevos proveedores (¡y quien sabe!… puede que sean futuros partners), descubrir profesionales de nuestro sector que nos inspiren, hacer relaciones públicas y promocionar nuestra marca (networking), generar oportunidades de negocio, … y si es en un ambiente distendido y divertido, ¡mejor que mejor!

Entonces… vayamos de Feria, porque es un evento que reúne todos esos ingredientes.

Estudiamos el programa y los expositores para perfilar nuestra hoja de ruta. Elegimos nuestras mejores túnicas, capas y mantos, cerremos por uno momentos los ojos y viajamos a la Edad Media … ¡nos vamos al mercado estival de los eventos!; evento Days.

Al toque medieval (música y sonido) cruzamos el arco de la muralla del Pabellón 1 de IFEMA y … 80 puestos de mercaderes (expositores) muy variopintos, de diferentes tamaños, colores y reclamos nos están esperando.

Comenzamos a pasear por entresijos del mercado ……. Un mercader (stand) quiere engatusarnos ofreciéndonos una experiencia que dice que aportará mucho valor para nuestros eventos.

El ruido de Juglares (cantantes), trovadores (músicos) y mercaderes no cesa, mientras bufones (cómicos), bailarinas (artistas) y otros fantásticos personajes nos embaucan y agarran con firmeza de la mano invitándonos a entrar en su puesto (autobús) y conocer el maravilloso mundo del espectáculo.

Constantes trasiegos de divertidas actividades en formatos diferentes surgen por los diferentes callejones y paseos del mercado (feria).

Brujos y magos (innovación tecnológica) no pueden faltar, sus pócimas (avances tecnológicos) y sus conjuros lanzados al aire (apps, redes sociales, …) dejando asombrados y expectantes a todos con sus trucos y raros instrumentos.

Doncellas y donceles (azafat@s) mantienen informados a los visitantes de todo lo que podemos encontrar en la feria, algunos guardias (staff Eventoplus) se aseguran de que todo fluya correctamente y según lo previsto.

Abades (formadores) también se dieron cita para enseñarnos algunas “Experiencias y emociones” como que recomendaciones seguir para leer un discurso sin que note, o cuán importante es gestionar el sueño en los eventos, así como las tendencias que ya están de camino entre otras muchas cosas más

También nos topamos con una zona de gremios (sala) donde allí se reunían miembros de diferentes asociaciones para tratar asuntos más específicos y particulares.

Y como en toda buena feria que se precie, no podían faltar artesanos de la alimentación (catering) y de cerveza que hicieron las delicias de todos los que allí nos reunimos con delicias del lejano Oriente (Japón), carnes, jamón y repostería.

Éramos muchos los profesionales de la industria de los eventos que allí nos dimos cita; ¡cuentan los organizadores que más de 2.000 personas!

Entre tanta multitud, y como no iba a ser menos, nos encontramos a viejos amigos y conocidos, a otras agencias de eventos con los que aprovechamos para ponernos al día en nuestros negocios y proyectos.

Tras dos intensos días, y ya de vuelta a la realidad, hacemos balance … ha sido positivo, ya no solo por el hecho de salir de nuestra rutina diaria, sino porque hemos aprendido cosas nuevas, hemos descubierto nuevos partners para nuestros productos de gamificación, que a buen seguro nos van a acompañar en nuestros los próximos proyectos.

En definitiva, hemos vivido emociones que han dado sentido a los objetivos marcados para visitar esta feria.

Moraleja: ¡Siempre merece la pena salir de la rutina! … ¡Anímate y sal de tu zona de confort!, y quien sabe, si los astros y el destino se alinean, es muy probable que nos encontramos el próximo año en Eventoday.

Agradecer a Eventoplus por mantener y sacar adelante un clásico en el mes de julio lo que a ferias del sector de los eventos se refiere.

Equipo athax

No olvidemos que las pequeñas emociones son los capitanes de nuestras vidas y las obedecemos sin siquiera darnos cuenta.

Menú