¡Ya estamos de vuelta al cole!, como adelantábamos en nuestro blog sería un comienzo distinto a los que estamos acostumbrados.

Dejemos a un lado pactos, acuerdos y ver como se tiran los trastos nuestros políticos (¡que triste!), y pongamos el foco en que el sol sale cada día, pues tenemos que mirar hacia adelante y seguir avanzando con la flexibilidad de un sauce cuando se enfrenta a un fuerte viento, porque este nuevo curso contamos con un jugador/compañero nuevo en clase que nos está haciendo cambiar algunas reglas del juego tal y como las conocíamos.

Ahora (¡seguro que temporalmente!), solo podemos reunirnos con un número reducido de personas, para salir de casa no se nos puede olvidar nuestro propio EPI (mascarilla y gel hidroalcohólico como mínimo), aunque muchas veces cuando estamos saliendo por el portal … ¡leches… la mascarilla!, si, si, igualito, igualito que ese anuncio de los años 70 (¡Anda, los donuts!)

Para llegar al trabajo, y en la medida de lo posible, utilizamos ahora más sistemas de movilidad individual frente al transporte público.

En la empresa nos toman la temperatura, nos lavamos las manos con mucha más frecuencia, tenemos que olvidarnos de los cotidianos y respetuosos saludos; ya sean de manos, o dar besos y achuchones (¡a ver quién es el majo que lo consigue manteniendo una distancia de 2 metros!)

Y, hay que seguir sacando adelante las acciones, actividades y procesos corporativos (formación, reuniones, lanzamientos de productos etc.), pero ahora desde la distancia, con una presencialidad un tanto virtual (aunque a veces también la tecnología falla porque también se ve afectada por otros virus, ¡Jajaja!).

Si, la verdad que es un curso ¡¡peculiarmente diferente!!

Si bien los eventos “en la distancia” no están mal, y cubren bien determinados objetivos, nos gustaría por unos minutos, invitarte a que reflexiones, cuanto de valiosos son para las empresas los eventos presenciales a la hora de implementar sus diferentes estrategias, sea cual sea su modelo de negocio.

Para ello, mejor una imagen mejor que mil palabras, con un video que puedes encontrar en la web de AEVEA (Agencias de Eventos Españolas Asociadas), porque de una manera breve y muy clara, pone en valor lo que los eventos son para el crecimiento de una empresa, de una sociedad y en definitiva para un país.

¡Adelante!, confiamos que remueva un poco tu cabecita y te haga pensar.

¿Qué tal?, tantos miles de años en la tierra como Homo sapiens, y aún no hemos aprendido a valorar lo que tenemos hasta que … ¡lo perdemos!

En athax confiamos que más pronto que tarde, volverá la presencialidad y sociabilidad como la hemos conocido en todos los ámbitos, inclusive el corporativo. Puede que cambie un poco el atuendo y los procedimientos (¡nos acostumbraremos!). El ser humano ha superado muchas pandemias, ¿está por qué va a ser menos?, siempre que nos hemos caído nos hemos vuelto a levantar (¡Y lo seguiremos haciendo!).

Si bien, seguimos fieles a nuestros principios; realizar eventos corporativos a través de dinámicas de gamificación presenciales que contribuyan a la productividad y crecimiento de las empresas. Como el sauce que hacíamos alusión al principio, nos adaptamos a políticas y normativas vigentes, ya todas nuestras dinámicas cuentan en sus reglas de juego con el kit Covid 19. Estamos dispuestos a contribuir para ganar la partida a la pandemia, porque es nuestro deseo poder volver a ¡jugar! contigo con seguridad.

Para entonces… estaremos ahí cuando estés; listos y preparados para comunicar, aprender y emocionar ¡jugando!

Ánimo, cuídate y ¡nos vemos pronto!

Equipo athax

Es imposible saber hacia dónde soplará el viento mañana, en cuál de sus torbellinos te encontrarás” (Kurt Diemberger)

Menú